martes, 27 de enero de 2015

Filetes rusos al horno con salsa de cebolla


  Hacía años que no preparaba filetes rusos en casa, y cada vez que compro carne picada suelo prepararla para albóndigas, pasteles de carne y boloñesa entre otros. Así que, como "bombillita" encendida sobre la cabeza, me dije: ¿Por qué no hacer hoy filetes rusos? Pero claro; la idea de hacerlos fritos como son, no me apetecía mucho y opté por la opción de cocinarlos al horno. Se cocinan rápidos, no ensucias mucho la cocina y te restas un montón de calorías al plato; además acompañados de una salsa de cebolla lo hacen un plato sano y nutritivo. 
  Lo importante es condimentar bien la carne, y dejar reposar la preparación un poco para que adquiera un poco de consistencia al manejarla, el grosor y el tamaño de cada filete va a gustos. Yo los hice medianos y medio grueso, si queréis lo podéis hacer fritos como normalmente se hacen, aunque al horno están igualmente ricos. 
Ingredientes para los filetes: 
-1/2 kilo de carne picada mixta (mitad cerdo y mitad ternera).
- 1 huevo.
-2 rebanadas de pan del día anterior.
- Leche.
- Perejil fresco picado.
- Sal, pimienta negra molida, y nuez moscada. 
-2 dientes de ajos medianos. 
-1 cebolleta mediana. 
- Sésamo negro (opcional).
Preparación de los filetes: 
  Cortamos los ajos, la cebolleta y el perejil muy picados. Mientras tanto colocamos en un plato hondo las rebanadas de pan y añadimos leche suficiente para que empapen bien el pan. En un bol colocamos la carne, salpimentamos y añadimos nuez moscada al gusto; añadimos la picada anterior, y el huevo. Mezclamos bien con un tenedor para que se integren bien los ingredientes, añadimos el pan escurrido de la leche y bien desmenuzado. Seguimos mezclando con el tenedor hasta que se forme una masa, que dejaremos reposar al menos 30 minutos. 
  Una vez reposada la carne, precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo, y con la ayuda de las manos, iremos haciendo los filetes con el tamaño y el grosor que más nos guste. Lo colocamos en la bandeja del horno con papel vegetal, y agregamos un poco de sésamo negro. Horneamos unos 10 minutos y reservamos. 
Ingredientes para la salsa: 
- 2 cebollas medianas.
- 3 dientes de ajo.
- 1 hoja de laurel.
- 150 ml. de vino blanco. 
- Aceite de oliva virgen extra. 
- Sal, pimienta blanca y nuez moscada.
Preparación de la salsa: 
  En una cazuela con abundante aceite doramos las cebollas y los ajos cortados en láminas finas, añadimos a su vez la hoja de laurel. Iremos cocinando a fuego moderado, las cebollas deben quedar doradas no quemadas, cuando estén pochadas y doradas, retiramos la hoja de laurel y añadimos el vino y un poco de agua. Cocinamos a fuego moderado y destapado para que evapore el alcohol, añadimos la sal, la pimienta blanca y la nuez moscada. 
  Finalmente pasaremos la salsa por un chino, por la batidora o tmx, hasta que quede una salsa ligada, rectificamos de sal y servimos acompañada de los filetes rusos. Si quedara muy espesa podemos agregar un poco de agua al final de cocción. 
Receta realizada por: Nina. 

martes, 20 de enero de 2015

King Cake de nueces y pasas

  De nuevo estamos aquí con la cita del día 20 de Desafío en la cocina; esta vez tocó preparar un King Cake que Carolina nuestra desafiadora de este mes, nos invitó a preparar. Era una de esas recetas dulces que no conocía y que por supuesto jamás había preparado. Podíamos hacerlo como quisiéramos, pero me decanté por hacer el original; así probaría de nuevo otra receta fuera de España. El origen del king cake y la receta que me guié, podéis verla aquí. Deciros que una de las características principales del king cake es que tiene que llevar estos tres colores: verde, amarillo y violeta. Lo cual lo hace muy llamativo y único.
  Desde aquí darle ánimos a nuestra desafiadora Carolina, que no lo está pasando muy bien con su transplante de córnea, ánimo cielo tú puedes con eso y más, y esperamos que al final de tanta lucha lo consigas. 
INGREDIENTES PARA DOS KING CAKE:
Como con estas cantidades salen dos unidades, bastante grandecitas de 20 cm cada uno, si sólo queréis hacer una unidad, tan solo tenéis que dividir todos los ingredientes entre dos.
Masa:
 250 ml. de leche, 60 grs. de mantequilla, 1 cubito de levadura fresca, 
125 grs. de azúcar, 175 ml de agua, 2 huevos, 
una cucharadita y media de sal,
 nuez moscada molida, 
750 grs. de harina de fuerza aproximadamente.
Relleno: 
una cucharada de canela, 125 grs. de azúcar moreno, 175 grs. de nueces,
 125 grs. de harina blanca, 50 grs. de pasas, 125 grs. de mantequilla derretida.
Cobertura: 
una clara de huevo pasteurizada, colorantes: violeta, amarillo y verde, 
150 grs. de azúcar glass, 150 grs. de azúcar blanquilla.
PREPARACIÓN DE LA MASA:
1.- Calentamos la leche con la mantequilla hasta que quede todo líquido. Dejamos templar a temperatura ambiente en un recipiente bien grande.
2.- Por otro lado, al agua ya calentada le disolvemos el cubito de levadura junto con una cucharada de azúcar, ligamos bien hasta que quede todo homogéneo. Dejamos reposar 10 minutos hasta que empiece a salir burbujitas.
3.- A continuación, añadimos al bol grande reservado con leche y mantequilla, no mezclamos aún...tranquilos. Añadimos los huevos, el resto del azúcar, la sal y la nuez moscada al gusto. Batimos.
4.- Añadimos la harina poco a poco, hasta que la masa se separe de las paredes del bol, igual nos sobra harina o nos falta, todo dependerá de la calidad de la harina. Amasamos.
5.- Cuando la masa se desprenda de las paredes del bol, sacamos a la mesa de trabajo previamente enharinada y amasamos añadiendo poquito a poco harina si la masa lo pide. Debe de desprenderse de las manos.
6.- Dejamos reposar para que leve, entre 1,30 - 2 horas, hasta que doble su volumen. Lo metemos en un bol previamente aceitado y tapado con un paño.
PREPARACIÓN DEL RELLENO:
  En una picadora picamos el azúcar con las pasas y las nueces, hasta que quede muy fino. Añadimos los demás ingredientes, mezclamos todo muy pero que muy bien hasta quedar una mezcla terrosa tipo "crumble".
MONTAJE DEL KING CAKE:
1.- Estiramos la masa en forma de rectángulo. En la parte más lejana a nosotros colocaremos el relleno tal como se ve en la foto y lo enrollamos.
2.- Una vez enrollado, los dos extremos tienen que tocarse, formando así una circunferencia. En el extremo de uno meteremos un poco el otro "como si se lo comiera".
3.- Con unas tijeras haremos 12 cortes, hasta que llegue al relleno, en la zona de afuera y curvada del pastel. Dejaremos levar entre 1-1,30 horas, doblará su volumen.
4.- Una vez levado, hornearemos a 180º con el horno ya precalentado, calor arriba y abajo e introducimos a la vez en el horno un bol resistente al calor lleno de agua. Esto hará que el pastel al hornearlo no se reseque. Tiempo de horneado entre 20-25 minutos.
PREPARACIÓN DE LOS COLORES:
  La forma más sencilla de obtener los colores típicos del king cake es utilizar los colorantes líquidos de la marca vahiné. Detrás vienen las gotas necesarias que hay que echar para obtener los colores deseados. Metéis el azúcar en un recipiente con tapa, echar las gotas de colorantes y agitar, como si estuvieramos tocando "las maracas", sino os sale el tono váis jugando con las gotas de colorantes hasta obtenerlos.
COBERTURA Y DECORACIÓN:
  Mezclamos el azúcar glass con la clara de huevo, movemos muy bien hasta obtener una mezcla medio consitente. La repartimos por todo el cake y anadimos el azúcar de colores alternándolos: violeta, verde y amarillo.

 Si queréis saber todas las propuestas que han hecho el grupo que componemos Desafío en la cocina,  podéis verlo pinchando aquí  y os llevará a todos los king cake que han preparado nuestros compañeros.
  Tan sólo nos queda deciros que el próximo mes de Diciembre nos toca salado, y el desafío vendrá de la mano de M.Luz y su blog Trasteando en mi cocina Os esperamos el día 20 febrero.
  Después de tener el cupo cerrado de Desafío en la cocina, volvemos a admitir nuevos blogs. A día de hoy lo componemos 62 blogs de cocina y lo dejaremos abierto hasta llegar a completar 75 blogs de cocina. Si te apetece formar parte de este grupo puedes ponerte en contacto con cualquiera de los siguientes correos:
Mabel (A nadie le amarga un dulce):
mabelladeldulce@hotmail.es
M.Luz (Trasteando en mi cocina): 
trasteandoenmicocina@hotmail.com
Rocío (Chismes y cacharros):
rociosalan@gmail.com
Mila y Nina (La cocina de Camilni):
lacocinadecamilni@yahoo.es
  Receta elaborada por: Mila.

martes, 13 de enero de 2015

Tarta de queso japonesa

  Este año tanto mi hermana y yo hemos empezado con "vagancia bloguera", no publicamos desde hace mucho. Y aunque tenemos muchas recetas que enseñaros no vemos el día de ponernos frente al ordenador, nos faltan horas y es que algunas circunstancias de la vida nos hace pedir horas extras al vendedor del tiempo, pero claro imposible de retenerlo y encontrarlo. Así que, esperamos que poco a poco nos pongamos al día.
  Sobre esta tarta qué os puedo decir (ya sabéis mi aficción a todo lo que lleve queso), que es una hasta ahora, que me ha satisfecho en cuanto textura se refiere, igualándose a la típica tarta de queso japonesa (por lo menos de las que he probado). He elaborado varias recetas distintas y tras catarla, desde mi punto de vista claro, no me satisfacía; por ello, no la he publicado. Cuando se la vi a mi paisana Oliva, no dudé en hacerla, y ya son varias veces que la he preparado. Así que..., ¿qué mejor manera de estrenar la primera entrada del año de nuestra cocina con algo dulce?. Os dejo con ella, y ya sabéis si preparáis algo de nuestro blog, nos encantará saberlo tal como lo hacéis ahora, os dejo con la receta.
INGREDIENTES:
- 125 grs. de azúcar glass
- 250 ml. de leche semidesnatada
- 250grs. de queso crema de untar
- 80 grs. de mantequilla
- 45 grs. de harina de maiz, ya tamizada(maizena)
- 45 grs. de harina, ya tamizada
- 7 claras de huevos
-7 yemas de huevos
- el zumo de un limón mediano o también podéis utilizar solimón
PREPARACIÓN:
  La elaboración en sí es muy fácil y entretenida a la vez, pero eso sí, debéis de seguir los mismos pasos que os explico para conseguir la textura única que tiene estos tipos de tartas; ¿vale?
  Primero forrar un molde desmontable con papel de horno y que sobresalga hacia arriba de los laterales (la tarta suele subir en el horneado).
  Paso 1.- En un bol o cazo apto para el fuego, mezclamos 100 ml. de leche con el queso crema hasta que quede todo muy bien ligado, lo ponemos al baño María y vamos moviendo hasta que se parezca a una crema. Reservamos, fuera del baño María.
  Paso 2.- En otro bol apto para el fuego o en un cazo, colocaremos la mantequilla y el resto de la leche 150 ml, y la llevaremos al baño María también, hasta que la mantequilla se derrita, entonces añadiremos los dos tipos de harina, moviéndo rapidamente hasta que se formen grumos. Retiramos del baño María.
  Paso 3.- Unimos las dos cremas del paso 1 y 2, una vez bien integrada las dos, añadiremos las yemas, pero eso sí una a una una vez que quede bien ligada; lo haremos con las varillas. Reservamos.
  Paso 4.- Batimos las claras a punto de nieve hasta que hagan picos, a continuación añadimos el azúcar glass poco a poco, seguimos moviendo. Añadimos sin dejar de mover con movimientos envolventes el zumo de limón, con cuidado que no se nos baje las claras.
  Paso 5.- Ahora cogeremos la crema que obtuvimos en el paso 3 y le añadimos dos cucharadas de merengue, vamos moviendo de abajo hacia arriba, seguimos añadiendo merengue, hasta acabar con él. Lo haremos así para igualar las texturas de las dos mezclas.
  Paso 6.- Colocaremos en el horno al baño María, ojo si usáis un molde desmontable, os aconsejo forrarlo por fuera con papel de aluminio para que no entre el agua en la tarta. Primero el horneado será 220º 10 minutos, después de pasado el tiempo y sin abrir la puerta bajaremos a 160º y dejaremos unos 50 minutos, todo esto sin abrir la puerta del horno.
  Paso 7.- Pasado el tiempo de horneado, dejamos otros 10 minutos dentro con el horno apagado. Sacamos fuera y dejamos enfriar completamente. Desmoldamos y decoramos como os guste, la mía fue con azúcar glass.
  Si quieres recibir una caja sorpresa con productos nuevos en el mercado tan solo tenéis que ir a su página web pinchando aquí .La caja sorpresa con productos cuesta 14,99 € pero si ponéis este código: ZWDAC os saldrá por 9,99 € gastos de envíos incluidos. Vamos una oferta que no os podéis perder.
 Desde las diferentes redes sociales podéis seguirlo:
Receta elaborada por: Mila.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Canelones de salmón y gambones con bechamel marinera

   Hoy como cada día 20 de cada mes, os presentamos una receta propuesta por el grupo: Desafío en la Cocina. Esta vez fue nuestra guapa Mabel fue la que nos pidío que hicieramos canelones; nos dio vía libre para elaborarlos, con el relleno y la bechamel que quisieramos; pero obligatoriamente debía llevar la pasta típica para este fin. 
  Hacía muchísimo tiempo que no preparaba canelones en casa, soy más de lasaña porque precisamente es menos entretenida de hacer ya que no hay que estar enrollando las placas, pero la verdad me encantó como quedó y el sabor tan rico que tenía. Mi hijo me decía que estaban riquísimos que sabían a mar, y que lo preparara más veces. Y la verdad es que razón tenía porque estaban super buenos. Os dejo como los he preparado. 
Ingredientes para los canelones:
- 1/2 kilo de gambones crudos.
- 16 placas de pasta de canelones. 
- 400 grs de cola de salmón sin piel ni espinas. 
- 50 ml del caldo de cocción de las cáscaras del gambón. 
- 3 dientes de ajo.
- 1/2 cebolla grande.
- 200 ml de nata líquida para cocinar.
- 3 cucharadas de aceite.
- 50 ml de vino fino.
- 1 cucharita de harina de maíz.
- Sal, pimienta blanca molida y eneldo al gusto. 
Ingredientes para la bechamel marinera:
- 50 grs de mantequilla.
- 50 grs de harina de trigo.
- 150 ml del líquido de cocción de las cáscaras del gambón.
- 200 ml de leche semidesnatada.
- 1 cucharada de tomate frito.
- Sal, pimienta negra molida y nuez moscada al gusto. 

Preparación de los canelones de salmón y gambón: 
  Lo primero que tenemos que hacer es quitar las cáscaras y las cabezas a los gambones; machacarlas un poco con el mazo del mortero  y ponerlas a cocer en una cazuela cubriendo de agua y llevarlas al fuego unos 12-15 minutos. Colamos y reservamos el caldo obtenido. Mientras tanto cocemos las placas de canelones en agua hirviendo con sal, tal y como se indica en el paquete. Una vez cocido enfriamos extendidos sobre un paño limpio. 
  Cortaremos en dados pequeños el salmón y los gambones, salpimentamos ambos y dejamos dos gambones para la decoración. En una sartén con las tres cucharadas de aceite añadimos la cebolla picada muy finamente y los dientes de ajo muy picados, vamos moviendo para que se vaya dorando por igual, añadimos los dados de salmón y el eneldo espolvoreado. Cuando selle un poco por todos los lados, agregamos el vino y el caldo de los gambones, vamos cocinando hasta que se consuma un poco los líquidos. Añadimos los gambones troceados y la nata líquida, iremos moviendo para que se cocine por igual. Antes de que reduzca por completo la nata, mezclamos en un vaso la harina de maíz con un poco del líquido del gambón, disolvemos esta y lo agregamos a la preparación, moviendo a la vez hasta que ligue todo el conjunto y quede espeso. En una sartén con un poco de aceite doramos los gambones reservados para la decoración.
Preparación de la bechamel marinera: 
  En una sartén derretir la mantequilla, añadimos seguidamente la harina doramos y movemos con varillas para que no queden grumos. A  continuación, la leche y el líquido de cocción de los gambones, bajamos el fuego y movemos continuamente con las varillas. Agregamos la sal, la pimienta, la nuez moscada al gusto y el tomate frito; vamos moviendo hasta que el tomate se integre totalmente.
Montaje de los canelones: 
  Pincelamos una fuente de horno, con un poco de mantequilla para que no se nos pegue los canelones. Rellenamos cada placa de la pasta de canelones con el relleno en el centro, cerramos los extremos y lo vamos colocando en la bandeja de horno. Finalmente vertemos la bechamel marinera hasta que los canelones estén totalmente cubiertos. Doramos en el horno, unos 10 minutos, con horno precalentado a 180º. Servimos acompañado de los gambones reservados. Servir caliente. 

  Si queréis saber todas las propuestas que han hecho el grupo que componemos Desafío en la cocina, podéis verlo pinchando aquí  y os llevará a todas las versiones de canelones que han preparado nuestros compañeros.  
  Tan sólo nos queda deciros que el próximo mes de Enero nos toca dulce, y el desafío vendrá de la mano de Carolina y su blog Tomillo, laurel y otras cosas de comer  Os esperamos el día 20 de enero.
Receta elaborada por: Nina.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Gambones a la sal

  Un plato sencillísimo de elaborar y con un resultado sorprendente y que os recomiendo para estas fiestas. Es una forma diferente de comer los gambones y como me gusta mucho algunos pescados a la sal, como la dorada, quise compartir con vosotros esta forma de hacerlo. Como cualquier pescado hecho a la sal, los gambones guardan todo su sabor y jugosidad y toma la sal justa que necesita. El sabor a mar es muy característico y hace que nos chupemos los dedos, os lo aseguro.
  Además como no necesita mucha elaboración, podemos dejarlo preparado antes de meterlo al horno, y mientras vamos poniendo la mesa o algunas cosillas que nos quede por preparar de última hora. Os lo recomiendo recién salido del horno, como estos de las fotos que estaban calentitos.
INGREDIENTES:
-1 kilo de gambón.
-un paquete de 2 kilos de sal Costa para hornear
PREPARACIÓN:
   Cogemos los gambones y los secamos con papel absorbente. En la bandeja del horno o en un recipiente grande, ponemos un lecho de sal como unos dos dedos de grosor. Colocamos los gambones separados unos de otros, para que estén cubiertos por todos lados de sal.
  Una vez colocados el kilo de gambones añadimos la sal restante tapando todos los gambones. Introducimos en el horno precalentado a 250º, durante 20 minutos.
  Servimos calentitos, con cuidado de no tirar de ellos a la hora de sacarlos, se dará golpes con el reverso de una cuchara para poder romper un poco la costra de sal.
  Para limpiar la bandeja del horno o el recipiente, dejarla en remojo en agua a los minutos la sal de despega por sí sola.
  Si queréis otra forma de hacer los gambones os recomiendo también esta que tenemos publicada, tan solo tenéis que pinchar en el nombre de la receta: Gambones al horno.
Esta receta la hice con la sal que venía en nuestra caja de Degustabox.
Si queréis recibir una caja sorpresa con productos de gran calidad y nuevos en el mercado tan solo tenéis que ir a su página web pinchando aquí  .
  La caja sorpresa con productos de primera calidad cuesta 14,99 € peroooooo si ponéis este código: XZCWU os saldrá por 9,99 € (solo la primera caja) gastos de envíos incluidos.
 Desde las diferentes redes sociales podéis seguirlo:
Receta elaborada por: Mila.