viernes, 20 de mayo de 2016

Corona de salmón y queso de cabra

Rosca de salmón y queso de cabra
     En Desafío en la Cocina estamos de aniversario, nada más y nada menos que cuatro años. Cuatro años en el que hemos conocido a personas maravillosas que comparten el gusto por la cocina. Además, del buen compañerismo que tenemos y la cercanía de todos, aunque cada uno estemos repartidos por diferentes lugares de España. Cuatro años, con desafíos dulces y salados más o menos complicados; pero siempre con el toque personal que le añadimos según nuestro gustos, pero que siempre quedan espectaculares. Este aniversario hemos querido celebrarlo con receta salada, una corona con masa elaborada por nosotros mismos, no compradas y con relleno libre a nuestra elección. Yo he preparado esta corona de masa de brioche con relleno de salmón y queso cabra; una combinación exquisita y con potente sabor. Os dejo con la receta no sin antes desearos un feliz aniversario y gracias por los momentos vividos y compartidos juntos. ¡ A por otros cuatro años más grupo!
Ingredientes de la masa de brioche con thermomix 
(800 grs de masa aproximadamente): 
- 150 grs de leche entera.
- 50 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
- 3 yemas de huevo.
- 20 grs de levadura fresca de panadería. 
- 400 grs de harina de fuerza.
- 10 grs de sal.
- 50 grs de mantequilla fundida para pintar. 
Ingredientes del relleno: 
- 200 grs de salmón ahumado.
- 1 rulo de queso de cabra.
- 1/2 bolsa de rúcula. 
- Salsa de tomate frito. 
- Semillas de sésamo negro (opcional).
Rosca de salmón y queso de cabra
Preparación de la masa: 
     Vierta en el vaso la leche y la mantequilla. Programe 1 minuto, 37º, velocidad 2 1/2. Añada las yemas y la levadura y mezcle 10 segundos, velocidad 2. Agregue la harina, la sal y amasamos 15 segundos, velocidad 6. Seguidamente amasamos programando 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga. Dejamos reposar la masa en el vaso, tapada con un paño de cocina limpio, hasta que haya aumentado su volumen. Luego bajamos la masa del vaso con la espátula y volvemos amasar unos 10 segundos, vaso cerrado, velocidad espiga. Retiramos la masa del vaso y formamos sobre papel vegetal un rectángulo de 30 por 40 cm aproximadamente. 
Montaje de la corona: 
     Una vez estirada la masa en rectángulo, añadimos los ingredientes del relleno. Añadimos primero la salsa de tomate frito y la extendemos con la ayuda de una cuchara por toda la masa. Luego colocamos el salmón en trozos y el queso de cabra repartidos ambos por toda la masa. Finalmente añadimos la rúcula al gusto. 
     Comenzamos a enrollar la masa por la parte más ancha del rectángulo ayudándonos con el papel vegetal, a la vez que enrollamos vamos apretando un poco para que queden los ingredientes del rellenos sellados a la masa. Terminamos enrollando toda la masa como si fuera un brazo de gitano, ahora solo queda cortar porciones de 1,5 - 2 cm con un cuchillo bien afilado. 
     Pintamos un molde de corona con la mantequilla fundida, y vamos colocando sobre el espirales de la corona, así hasta cubrir todo el molde y acabar con la masa. Pintamos finalmente con la mantequilla derretida y espolvoreamos semillas de sésamo negro para decorar. Tapamos con un trapo limpio y esperamos que la corona doble un poco de tamaño. Horneamos con horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo unos 20-25 minutos aproximadamente según hornos. 

 Si queréis ver todas las propuestas que han hecho el grupo que componemos Desafío en la cocina, podéis verlo pinchando aquí  y os llevará a todas las coronas que han preparado nuestros compañeros.
  Os esperamos de nuevo el 20 de Junio y esta vez toca dulce.
Rosca de salmón y queso de cabra
Receta elaborada por: Nina.

martes, 10 de mayo de 2016

Mousse de chocolate blanco y fresas

Mousse de chocolate blanco y fresas
     Pronto acabará la temporada de fresas, una fruta que gusta mucho a los niños y muy versátil en cuanto a postres y repostería. Simplemente solas o bien mojadas en leche condensada, azúcar o nata montada siempre están exquisitas. Suelo comprarlas bien rojitas y maduras; el único inconveniente que hay que consumirlas pronto porque, tan maduras se estropean con rapidez. Y eso precisamente fue lo que me pasó, tenía unas pocas de fresas rondando por la nevera, y me acordé de una receta que venía en la revista de Thermomix de unos meses. Como la receta no llevaba gran cantidad de ella para realizarla, y como tenía el resto de ingredientes me dispuse manos a la obra. Resultado; una rica mousse que nos gustó tanto que de seguro volveremos a repetir. 
Ingredientes para 2 raciones: 
- 200 ml de agua templada. 
- 2 hojas de gelatina. 
- 100 ml de nata con 35%  m.g..
- 10 grs de azúcar.
- 65 grs de chocolate blanco en trozos.
- 150 grs de fresas limpias. 
- Fresas para decorar. 
Preparación:
  Ponemos el agua en un bol e hidratamos las hojas de gelatina en ella. Colocamos la mariposa en las cuchillas, vertemos la nata en el vaso y programamos velocidad 3,5 sin programar tiempo, hasta que quede montada, tened cuidado que como es poca cantidad puede hacerse mantequilla rápido. Retiramos la mariposa, colocamos la nata montada en un bol y la reservamos en frigorífico. Lavamos y secamos el vaso de la thermomix. Seguidamente introducimos el azúcar, el chocolate y las fresas, programamos 2 minutos, 100 º, velocidad 1.
  Acabado el tiempo añadimos la gelatina escurrida y mezclamos 10 segundos, velocidad 7. Vertemos en un jarrita y dejamos templar unos 10 minutos es suficiente. Vertemos poco a poco el contenido de la jarrita sobre la nata reservada y mezclamos con movimientos envolventes. Repartimos la mousse en dos vasos bajos y decoramos con fresas o con lo que nos guste. Reservamos en el frigorífico 2 horas mínimo para servir. 
Mousse de chocolate blanco y fresas
Receta elaborada por: Nina

lunes, 2 de mayo de 2016

Berenjenas con atún (super fáciles)

Berenjenas con atún (super fáciles)
  Ya, ya se que es un clásico en nuestras cocinas rellenar berenjenas... pero seguro que muchas personas a veces no saben qué hacer con estas verduras que quedan olvidadas en el frigorífico. 
  Esta forma de prepararlas les vendrán genial, a estos estudiantes que viven fuera de sus casas, a los principiantes en las cocinas y a los mini chef que ayudan a sus padres, porque les encanta preparar "comiditas". Es super fácil de hacer, y además con ingredientes que seguros tendréis en vuestras despensa.
  Vamos con la receta:
INGREDIENTES:
- 2 berenjenas medianas.
- 1 cebolla grande.
- 2 latas de atún de 80 grs.
- 100 ml de vino blanco.
-aceite de oliva virgen extra.
- Maizena.
-mayonesa y un poco de salsa brava
- leche de coco The elements (en mi caso)
también podéis poner leche semidesnatada
- nuez moscada, orégano y sal al gusto

PREPARACIÓN:
  Lavamos las berenjenas con agua fría, le cortamos la parte que trae hojas y la cortamos a lo largo. La cocemos al vapor, da igual que quede por dentro un poco cruda lo que queremos es que se desprenda la carne bien por dentro.
  Cortamos la cebolla en juliana y la ponemos en una sartén con un poquito de aceite, mientras se hace,  quitamos con la ayuda de una cuchara la carne de las berenjenas;  con cuidado de que no se rompa.
  Cortamos la carne de las berenjenas a trocitos, y la añadimos a la sartén cuando la cebolla esté transparente, añadimos un poco de sal y el vino; cocinamos a fuego medio. Vamos moviendo para que se haga por todos lados.
  Una vez consumido el vino y veamos que esté hecho añadimos las dos latitas de atún (desechamos el líquido que trae); damos un par de vueltas y añadimos nuez moscada y un buen chorro de leche de coco y sino tenéis, pues leche semidesnatada. Ahora vamos añadiendo poco a poco cucharaditas de maizena, y no dejamos de mover, para que se vaya haciendo la bechamel. Debe de quedar una mezcla suave y que se desprenda del fondo de la sartén. Si notáis que necesita un poco más de leche, la añadiremos poco a poco.
  En un recipiente para horno, colocaremos las berenjenas una vez rellena. Añadiremos por encima una capa de mayonesa, como también tenía salsa brava le puse un poco, añadimos por encima orégano. Horneamos 15 minutos a 190º, calor arriba y abajo. Si os sobra relleno, nos lo comemos tal cual, a mi me pasó; o lo reserváis para unos sandwiches. ¿Fácil a qué sí?

Para esta receta utilicé la leche de coco que venía en la caja de degustabox este mes.
Si quieres recibir una caja sorpresa con productos nuevos en el mercado tan solo tenéis que ir a su página web  pinchando aquí .
La caja sorpresa con productos cuesta 14,99 € pero si ponéis este código: EAC5F os saldrá
por 9,99 € gastos de envíos incluidos, la primera caja.
 Desde las diferentes redes sociales podéis seguirlo:
Facebook      Twitter   @Degustabox
Berenjenas con atún (super fáciles)
Receta elaborada por: Mila.

miércoles, 20 de abril de 2016

Tarta ópera de dulce de leche

Tarta ópera de dulce de leche (La cocina de Camilni)
  Tarta clásica originaria de Francia creada por Gaston Lenôtre, cuyo nombre se debe en homenaje a la Ópera Garnier París.
  Una de las tartas que tenía pendientes de hacer y no veía el momento, la cual tenía curiosidad por probar y al fin la caté gracias a la propuesta de Carolina que era la desafiadora de este mes. Esta tarta es la segunda que hago, la primera no me salió bien los bizcochos (mi horno está mal) quedaron las planchas por algunas partes crudas. Eso sí pude probar la tarta ópera original que lleva bizcochos guioconda, crema de mantequilla, almibar de café, ganaché de chocolate y una última capa de cobertura espejo que hace de esta tarta su peculiaridad. Esta que veis aquí le cambié la crema de mantequilla por crema de dulce de leche; todo un acierto. 
  Eso sí está mucho más buena de un día para otro. Es una tarta entretenida, y es mejor hacerla en dos días, para no agobiarnos. Os dejo cómo la hice:
INGREDIENTES :
PARA BIZCOCHO GUIOCONDA (para una bandeja de  27x40 cm):
-4 huevos grandes.
-4 claras.
-150 grs. de harina de almendras.
-150 grs. de azúcar.
-40 grs. de harina de repostería.
-30 grs. de mantequilla sin sal.
-20 grs. de azúcar.
-un pellizco de sal.

ALMÍBAR DE CAFÉ:
-100 ml de café.
-50 grs. de azúcar.

GANACHÉ DE CHOCOLATE:
-200 grs. de chocolate negro, mínimo 70%.
-125 ml de nata 35% m.g.

CREMA DE DULCE DE LECHE:
-1 bote de dulce de leche Mardel de 450 g.
-500 ml. de nata para montar (35 % m.g.)
-5 hojas de gelatina (12 grs.)

COBERTURA ESPEJO:
-110 grs. de azúcar.
-35 grs. de agua.
-35 grs. de cacao puro tipo valor.
-70 grs. de nata 35% m.g.
- 2 hojas de gelatina (unos 4 grs.)

PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO GUIOCONDA:
1.- Derretimos la mantequilla y dejamos enfriar.
2.- En un bol mezclamos los huevos, la almendra, el azúcar y la harina. batimos hasta hacer una crema. Reservamos.
3.- En otro bol montamos las claras a punto de nieve con un pellizco de sal. A mitad del montado le añadimos los 20 grs. de azúcar. El merengue debe de hacer picos y no caer sobre su peso al levantar las varillas, señal de que está hecho..
4.- Precalentamos el horno a 170ºC
5.-Incorporamos la mantequilla a la crema de almendras, ligamos bien.
6.- Ahora incorporamos 1/3 del merengue a la crema de almendras, ligamos bien con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes. seguimos añadiendo de tercio en tercio de merengue, hasta ligarlo todo completamente.
7.- Engrasamos una bandeja de horno, colocamos papel de hornear y engrasamos también el papel, para que el bizcocho lo podamos despegar bien.
8.- Añadimos la masa y extendemos de manera que quede regular por todos lados. Alisamos toda la crema por toda la bandeja. Horneamos entre 12-15 minutos hasta que quede ligeramente dorado.
Nota: Hay que extender bien la masa por toda la bandeja para que se nos quede bien la proporción por todos lados, podemos alisarla con la ayuda de una espátula. Así quedará un bizcocho fino. El bizcocho aguanta unos días envueltos en papel film.

PREPARACIÓN DEL ALMÍBAR DE CAFÉ:
hacemos una cafetera de café, da igual descafeinado o natural, como bien os guste. Una vez hecha, apartamos 100 ml de café y lo colocaremos en un cazo junto con el azúcar.
  Dejamos unos minutos calentándose hasta que el azúcar se disuelva completamente. Reservamos.

PREPARACIÓN DE LA GANACHÉ DE CHOCOLATE.
- En un bol de cristal troceamos el chocolate. En un cazo calentamos la nata hasta que rompa hervir, en ese momento la volcamos encima del chocolate troceado y movemos enérgicamente hasta que todo el chocolate quede ligado con la nata. Tapamos con film, pero tocando la ganaché.

PREPARACIÓN DE LA CREMA DE DULCE DE LECHE:
Nota: Esta crema como lleva gelatina, se endurece muy rapidamente, por lo que lo haremos cuando vayamos a montar la tarta, así la podremos extender sobre los bizcochos mucho mejor.
1.- Hidratamos la gelatina con agua durante cinco minutos en un bol. Calentamos el dulce de leche en un cazo a fuego medio, moviendo de vez en cuando, hasta que se disuelva. Añadimos la gelatina escurrida y ligamos muy bien todo. Dejamos templar.
2.- Montamos la nata, la cual tiene que estar muy fría, con cuidado de que no se nos haga mantequilla, debe de quedar firme.
 Añadimos el dulce de leche poco a poco a la nata.
4.- Movemos con movimientos envolventes de abajo a arriba, con cuidado de que la nata no baje.
Tarta ópera de dulce de leche (La cocina de Camilni)
MONTAJE DE LA TARTA:
   Esta tarta no debe sobrepasar en altura los 5 cm. para que quede bonito el corte (lo más complicado de la tarta diría yo). Vamos a ello:
1.- Cortamos nuestros bizcochos en tres partes, no pasa nada si se rompe alguno o tenemos alguna parte a trocitos, la parte desigual la colocaremos en el centro como hizo yo, y apenas se aprecia.
2.- Donde la vayamos a servir colocaremos unas tiras de papel aluminio para no manchar el plato o lo que hayamos elegido. Cogemos un primer bizcocho y pincelamos con el almíbar de café, por todos lados. Colocamos sobre el papel de aluminio que habíamos preparado antes, en el centro no debe haber papel , solo por los lados, como un cuadrado.
3.- Ahora añadiremos la crema de dulce de leche, que quede bien extendida por todos lados.
4.- Ahora colocaremos el segundo bizcocho, si está desigual o roto, es en esta parte de la tarta donde lo debéis poner.
5.- Pincelamos con el almíbar de café el segundo bizcocho.
6.- Le toca el turno de la ganaché de chocolate, extendemos bien. No pasa nada si se nos cae algo por los bordes, esta tarta luego va cortada.
7.- Ahora nuestro tercer bizcocho, pincelamos con el almíbar de café.
8.- De nuevo una capa de crema de dulce de leche, extendemos bien por todos lados.
9.- Ahora dejaremos la tarta una hora en el frigorífico. Mientras hacemos la cobertura espejo.
Nota: Si os sobra crema de dulce de leche y ganaché de chocolate como me pasó a mí, lo que haréis es ponerlo en vasitos, primero la crema de dulce de leche y luego la ganaché de chocolate. Guardamos en el frigorífico.

PREPARACIÓN DE LA COBERTURA ESPEJO :
  La verdad es que me estreno con esta cobertura, y he de decir que brilla mucho mucho, como en un espejo se refleja las cosas, de ahí su nombre.
1.- En un bol con agua hidratamos las hojas de gelatina.
2.- En un cazo ponemos el azúcar y el agua y llevamos a ebullición. Retiramos del fuego una vez que veamos que hierva.
3.- Añadimos el cacao en polvo e integramos con la ayuda de unas varilla. Incorporamos la nata y seguimos integrando. Escurrimos la gelatina bien de agua y la añadimos, movemos hasta que se disuelva completamente. Tapamos con film tocando la mezcla. Dejamos enfriar hasta obtener la densidad deseada para cubrirla, debe quedar como una miel que cae bien sin parar poco a poco.
La receta la cogí de aquí

TERMINACIÓN DE LA TARTA:
Una vez que la cobertura espejo esté en su punto, sacaremos nuestra tarta del frigo y bañaremos toda la superficie con la cobertura espejo. Guardaremos de nuevo en el frigorífico, para que la cobertura espejo se solidifique enteramente. Lo dejé una hora.
  Pasado el tiempo sacamos la tarta, y con un buen cuchillo y calentado con un soplete, cortaremos todos los bordes desiguales de la tarta para que quede bien presentada. Cada vez que cortemos, limpiaremos el cuchillo y volvemos a darle un poco de calor con el soplete. Así no mancharemos las capas de nuestra tarta, como veréis la mía tiene siete capas y se me manchó un poco, pero bueno no quedó tan mal. Eso sí está muy rica, aunque esté feo que yo lo diga, jeje.
  Retiramos el papel de aluminio con mucho cuidado, se puede decorar con lo que queráis, pero no le puse nada para que se viera bien la cobertura espejo


   Si queréis ver todas las propuestas que han hecho el grupo que componemos Desafío en la cocina, podéis verlo pinchando aquí  y os llevará a todas las versiones de tarta ópera que han preparado nuestros compañeros.
  Os esperamos de nuevo el 20 de mayo y esta vez estaremos de cumple blog Ya va hacer cuatro años, ¿qué os traeremos? ¡¡¡Sorpresa!!!
Tarta ópera de dulce de leche (La cocina de Camilni)
Receta elaborada por: Mila

martes, 12 de abril de 2016

Atún "encebollao"

Atún "encebollao" (La cocina de Camilni)
  El atún "encebollao" tal y como decimos por estas tierras; es uno de los platos preferidos de mi marido.  Acompañado de unas patatas cocidas o fritas, incluso con verduras y arroz blanco hacen un plato completo sin lugar a dudas. Es un guiso que necesitas pocos ingredientes, y normalmente solemos tener en casa. Solo queda salir al mercado, ir a la pescadería de confianza y traernos un buen trozo de lomo de atún; o bien decirle al pescadero que nos lo corte a tacos para prepararlo guisado.
  Es verdad que el atún es un pescado que si se cocina mucho queda seco; por ello no hay que evaporar demasiado su salsa, así no solo nos servirá para que el pescado quede jugoso y porque no, mojar trozos de pan en ella. Os dejo la receta tal y como la preparo en casa de siempre. 


INGREDIENTES: 
- 1 kilo de atún a tacos. 
- 2 cebollas grandes.
-3 dientes de ajos.
- 2 hojas de laurel.
- Orégano.
- Sal
- Aceite de oliva virgen extra.
- Pimienta negra molida.
- 1/2 pastilla de caldo de pescado.
- 1 vaso de vino blanco Montilla- Moriles.
- 1 vaso de agua. 


PREPARACIÓN:

Salpimentamos los tacos de atún; mientras vamos haciendo en cazuela un sofrito con las cebollas cortadas en juliana, los ajos y las hojas de laurel. Una vez que tengamos bien dorado el sofrito, añadimos los tacos de atún y el orégano al gusto. Damos unas vueltas para que se nos selle los trozos del atún, seguidamente añadimos el vino blanco, el agua y la media pastilla de caldo. Cocinamos a fuego medio sin tapar, unos 25-30 minutos vigilando que no se nos quede seco, añadimos un poco de agua si fuese necesario. Rectificamos de sal y servimos acompañado de lo que más nos guste. 
Atún "encebollao" (La cocina de Camilni)
Receta elaborada por: Nina.