jueves, 11 de septiembre de 2014

Mermelada de higos

     Ya estamos de vuelta de las vacaciones, y ayer empezaron los niños a ir al cole. Como siempre decimos cada año; nosotras volvemos con la entrada de ellos al colegio y a la rutina. No me gustan muchos las rutinas, me gusta ir por libre, si no hago una cosa hoy ya la haré mañana; total nadie lo va hacer por mi, ¿verdad? 
  Retomamos el blog con esta rica mermelada de higos: si ya lo sé; algunos diréis que ya no hay higos, pero como no publicamos en verano, queríamos que la entrada de hoy fuera esta que ya se va acabando. Aunque por aquí por Cádiz tenemos más calor que en pleno Julio y Agosto, que por cierto buen veranito fresquito con el poniente hemos tenido este año. 
  Este año nuestra cosecha de higos ha sido muy rica no solo en cantidad sino en calidad, yo no daba abasto con tantos higos y ya que quedaban pocos por salir aproveché para hacer mermelada. Y así guardar para todo el invierno y comerla en tostadas o postres, de cualquier manera está bien rica. 

INGREDIENTES: 
-1.250 grs de higos.
- 450 grs de azúcar blanco.
- 1 cucharada de zumo de limón.
- 1/2 cucharadita de canela molida (opcional)
PREPARACIÓN: 
  Lavamos bien los higos y cortamos la parte del rabito. Sin quitar la piel lo cortamos por la mitad e iremos introduciendo en el vaso de la Thermomix. 
  Batimos 4 segundos en velocidad 4, si vemos que nos gusta más con la piel un poco más triturada volvemos a programar un par de segundos más en la misma velocidad. 
  Añadimos el azúcar; yo suelo ponerle menos de lo que corresponde, pienso que los higos ya está más que dulce de por sí para añadirle más azúcar de la que lleva el propio fruto. 
  Añadimos opcionalmente la canela y el zumo de limón. Programamos 35 minutos 100º, vel 2. Quitamos el cubilete y colocamos el cestillo para que así evapore toda el agua y espese. Una vez terminado el tiempo comprobamos la textura y si la queremos más espesa programamos unos minutos más. 
  Mientras se hace nuestra mermelada, iremos hirviendo tarros de cristal para el envasado unos 5 minutos, sacamos el tarro caliente del agua y colocamos una cuchara en su interior y seguidamente llenamos de mermelada hasta los bordes de la rosca del tarro. Cerramos rápidamente y colocamos boca abajo para hacer el vacío hasta que enfríen por completo. Así podemos conservar nuestra mermelada por un año.
Receta realizada por: Nina.

lunes, 11 de agosto de 2014

Tarta de arroz con leche

   Ya ... ya sabemos que hace mucho tiempo que no publicamos, y es que en verano con los niños en casa pues se tiene menos tiempo para estar con ciertas cosas que en invierno podemos hacer.  Las comidas son más rápidas, porque con las calores no apetece cocinar,  ni de comer incluso. Aunque por aquí por Cádiz, este verano la verdad es que está siendo bastante fresquito, no nos podemos quejar.
  Os enseñamos esta forma de comer el arroz con leche, eso sí pero en tarta. La textura es más compacta claro está, pero para los amantes de este postre seguro que les gustará. 
  Volveremos con nuestra rutina bloguera cuando los niños se incorporen a sus clases, hasta entonces recibid un saludo y abrazo de nosotras dos: Nina y Mila. Sed buenos ¿eh? y cuidado con las carreteras a la vuelta de las vaciones.
INGREDIENTES:
-1 l. de leche (en nuestro caso  kaiku sin lactosa.) 
-100 ml. de nata para repostería.
-150 grs. de azúcar.
-la piel de un limón mediano.
-7 hojas de gelatina neutra.
-150 grs. de arroz.
-una rama de canela.
Para la base:
- 20 unidades de galleta tipo María y 50 grs. de mantequilla 
sin sal a temperatura ambiente.
PREPARACIÓN:
  Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en un recipiente con agua fría. Lo segundo que haremos es forrar el molde desmontable con papel vegetal, para que se pegue bien el papel engrasamos con un poco de margarina, tanto la base como los lados. 
  Con la ayuda de una picadora, molemos las galletas, y mezclamos con la mantequilla derretida hasta crear una pasta que extenderemos sobre la base del molde. Igualamos bien. Introducimos en el horno 7 minutos a 150º, esto lo haremos para que a la hora de cortar la tarta, las galletas no se desparramen, y quede el corte perfecto. Dejamos enfriar.
  Ponemos al fuego la leche, la rama de canela y la piel del limón y la llevamos a ebullición. Añadimos el arroz y dejamos cocer a fuego medio unos 15 minutos, vamos moviendo para que no se nos pegue en el fondo del cacharro. Pasado ese tiempo añadimos el azúcar y cocemos de nuevo otros 15 minutos más. A continuación añadimos la nata y la gelatina bien escurrida, ligamos todo muy bien. Dejamos cocer otros 15-20 minutos más.
  Pasado ese tiempo, retiramos la canela y la piel del limón, volcamos en nuestro molde forrado. Una vez fría, dejamos que cuaje dentro de la nevera.
  A la hora de degustarla, espolvoreamos canela molida por toda la base de arriba. Desmoldamos y quitamos con mucho cuidado el papel vegetal. 
Esta tarta se prepararó con la leche que venía en la caja de este mes de Degustabox la caja sorpresa de productos; con la cual hemos realizado esta rica y fresquita tarta.

  Si quieres recibir una caja sorpresa con productos de gran calidad y nuevos en el mercado tan solo tenéis que ir a su página web pinchando aquí  .
  Y aún no acaba la historia, la caja sorpresa con productos de primera calidad cuesta 14,99 € peroooooo si ponéis este código: 34JOS os saldrá por 9,99 € gastos de envíos incluidos. 
 Desde las diferentes redes sociales podéis seguirlo:
Fuente: Cocinando en un rincón del mundo.
Receta elaborada por: Mila.

viernes, 4 de julio de 2014

Helado de cappuccino

  Bueno parece que el verano se niega a llegar por aquí por Cádiz, y es que tenemos un viento de Suroeste desde la semana pasada, que hasta por las noches te tienes que tapar, y en la playa pues hace frío; pero vamos que nuestros hijos ni se enteran ellos tienen un termostato diferente al nuestro. 
  Pero eso no impide que en nuestras cocinas se vea que es veranito, por ello os traemos este helado para los muy cafeteros, sobre todo para los amantes del cappuccino.
  Si nunca habéis preparado un helado casero y os gusta el café, os recomendamos éste, porque además de super fácil de hacer está de muerte, y encima no necesitas azúcar invertido para elaborarlo.
   ¿Te atreves?..... Vamos con la receta.

INGREDIENTES:
Para 6 unidades tal como se muestra en la foto:
-100 ml. de leche semidesnatada
-400 ml. de nata para montar 35% m.g.
-2 sobres de café cappuccino Nescafé.
-2 yemas de huevos XL
-70 grs. de azúcar
PREPARACIÓN:
  En un cazo calentamos la nata, los sobres de cappuccino y la leche, a temperatura baja durante 5 minutos, no tiene que hervir, solo calentamos todo el tiempo. Dejamos enfriar.
  Por otro lado, batimos las yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina. Una vez que la mezcla de cappuccino esté fría, añadimos poco a poco la mezcla de yemas y azúcar y la integraremos completamente. Colocamos todo, por los posibles restos de yemas no integrada.
  Volvemos a poner la crema al fuego bajo y vamos moviendo hasta que vemos que espesa un poquito. Retiramos del fuego y colocamos en recipientes que se puedan congelar, ya sean por unidades o en un solo molde. Introducimos en el congelador y cada 30 minutos vamos moviendo el helado para que no se cristalice, los moví cuatro veces.
  Servimos con unas gotitas de chocolate, dejar 5 minutos fuera antes de servir. (Receta Cocinisima.)
Estos helados se prepararon con el cappuccino que venía en la caja de este mes de Degustabox la caja sorpresa de productos con la cual hemos realizado esta rica y fresquita receta
y que arriba en el collage podéis ver todo lo que contenía.
  Si quieres recibir una caja sorpresa con productos de gran calidad y nuevos en el mercado tan solo tenéis que ir a su página web pinchando aquí  .
  Y aún no acaba la historia, la caja sorpresa con productos de primera calidad cuesta 14,99 € peroooooo si ponéis este código: BPIQ1 os saldrá por 9,99 € gastos de envíos incluidos. Vamos una oferta que no os podéis perder.
 Desde las diferentes redes sociales podéis seguirlo:
Facebook      Twitter   @Degustabox

Receta elaborada por: Mila.

viernes, 20 de junio de 2014

Huevos escoceses con salsa de pimientos rojos.

  Como algunos de nuestros seguidores saben, hoy es día 20 y .... ¿Qué toca todos los meses en este día?Venga, venga esas cabecitas pensantes, haced memoria y ejercitemos las neuronas. ¿ Ya?, ¿Os acordáís?.
  Pues... nuestro Desafío en la Cocina, concretamente hacemos ya el número 25, (bonito número por cierto) y es el último; porque nosotras nos vamos de vacaciones blogueriles, y no volveremos hacer desafíos hasta Septiembre. La verdad es que desde hoy los niños están en casa y aprovechamos todo lo que podemos para estar en la playa o piscina con familia y amigos. El verano es para disfrutarlo con ellos que luego el curso escolar se nos hace muuuuuuy laaaaargo, (al menos para mí). 
  El plato que presentamos viene de la mano de Mabel de: A nadie amarga un dulce. Nuestra boss estuvo jugando al juego de las pistas dándonos tres imágenes en facebook; en las cuales escondía  algo relacionado con la receta de hoy. Finalmente su elección de Desafío fue: Huevos escoceses acompañados de una salsa a nuestra elección. 
  No los vi nunca por la red, pero luego de ver imagenes decidí crear mis propios "huevos" pero siempre guardando la esencia de la receta. 
  Decir que es un poco entretenido de hacer pero no laborioso ni complicado, es más me gustó hacerlos y fue divertido. A nosotros tres nos encantó. Se pueden hacer de carne picada o carne de salchichas frescas, fritos o al horno. Yo opté por hacerlos con salchichas frescas y al horno con un rebozado crujiente que encontré en el supermercado. Os animo a que lo hagáis os sorprenderá a vosotros y a todo aquel que los pruebe ya que lleva sorpresa en su interior.  Y ahora sí, vamos con nuestra receta.
Ingredientes para los huevos escoceses: 
- 8 salchichas frescas de pavo o pollo. 
- 12 huevos de codorniz. 
- 5 pimientos del piquillo. 
- 1 diente de ajo grande. 
- 1 cebolleta fresca pequeña. 
- 1 rebanada de pan. 
- Un poco de leche. 
- Perejil picado. 
- Sal.
- Pimienta blanca molida. 
- Nuez moscada molida.
- 1 huevo batido.
- Rebozado crujiente.
Preparación de los huevos escoceses: 
  Quitamos la piel a las salchichas frescas, sacamos su carne y la colocamos en una fuente. Mientras tanto en un plato hondo colocamos la rebanada de pan,  la empapamos en leche y dejamos reposar. Cocemos los huevos de codorniz con un poco de sal, una vez duros enfriamos en agua fría y quitamos las cáscaras. 
  Salpimentamos la carne y añadimos los pimientos cortados en trozos pequeños, el ajo picado, la cebolleta muy picada, el perejil y agregamos un poco de nuez moscada. Finalmente añadimos la rebanada de pan escurrida de la leche, la desmenuzamos con las manos y añadimos a la mezcla. 
  Mezclamos muy bien con la ayuda de un tenedor y reposamos la mezcla en el frigorífico unos 10 minutos. 
  Cogemos un poco de la mezcla y la colocamos sobre la palma de la mano un poco aceitada para que no se nos pegue, la aplanamos un poco y colocamos en el centro un huevo duro de codorniz. Cerramos el huevo envolviéndolo con la carne y apretamos un poco para que se pegue y le damos forma ovalada; así cada vez hasta completarlos. 
     Finalmente solo nos queda rebozarlos con huevo batido y el rebozado crujiente, damos forma y horneamos con horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo unos 15 minutos. Lo servimos acompañados de la salsa de pimientos rojos. 
Ingredientes para la salsa de pimientos rojos: 
- 150 grs de pimiento rojo en trozos. 
- 1 puerro. 
- 50 ml de aceite de oliva virgen extra. 
- 200 ml de nata líquida de cocina. 
- 2 pimientos del piquillo. 
- Sal y pimienta a gusto. 
Preparación en thermomix: 
  Ponemos en el vaso el pimiento y el puerro, troceamos 3 segundos, velocidad 5. Bajamos las verduras al fondo del vaso y añadimos el aceite 7 minutos, Varoma, velocidad 1. 
  Añadimos la nata, el pimiento de piquillo troceado, la sal y la pimienta y programamos 7 minutos, Varoma, velocidad 1. Esperamos unos minutos a que enfríe y trituramos 30 segundos, velocidad progresiva 5-10. 
  Esta salsa va genial para platos de carne y pescado.

  Si queréis ver todas las ideas que han hecho el grupo, y la variedad de salsas que encontraréis para estos riquísimos huevos escoceses, podéis verlo pinchando aquí  y os llevará a ellos.
  Tan sólo nos queda deciros que los meses de Julio y Agosto Desafío en la cocina cierra por vacaciones, pero no os preocupéis que volveremos en septiembre con las pilas cargadas y empezaremos con desafío dulce de la mano de M. Luz del blog: Trasteando en mi cocina.
Receta elaborada por: Nina. 

lunes, 16 de junio de 2014

Miguelitos express de nata

  Es increible como las cosas más fáciles de hacer y las que tienen menos ingredientes son las que más me gustan. Y mira que hago "dulcerío" pero no me llenan tanto, pero el hojaldre me pierde, todo hay que decirlo. Lo he hecho varias veces, incluso mis hermanas también, algunas veces de trufa, de nutella, pero como era tan fácil nunca nos dio por fotografiarlo. Hablando con mi hermana la pequeña, me contaba que muchos de sus amigos le estaban sirviendo el blog y más cuando han estado de Erasmus. Así que, pensé ¿igual hay alguien que le sirva la receta? ¿Por qué no publicarla?... pues bueno dicho y hecho, ahí va esta receta express que espero que a muchos os sirva. Ideal para aquellos que no quieran complicarse mucho y quieran quedar como reyes... os lo recomiendo.
INGREDIENTES:
-una lámina de hojaldre rectángular.
-nata para montar 35 % m.g.
-un huevo
-azúcar glass
PREPARACIÓN: 
  Extendemos la masa de hojaldre sin quitarle el papel, y con la ayuda de un corta-pìzzas cortamos rectángulos de la misma medida más o menos y lo separamos un poco para que puedan hornearse bien..  
  Batimos el huevo y pintamos cada rectángulo con él, tal como se ve en la foto. Introducimos en el horno a 200º, el tiempo dos o tres minutos,  vamos no irse de al lado del horno porque se hacen rápido, calor arriba y abajo.
  Una vez horneado esperamos que se enfrie y cortamos cada rectángulo por la mitad, obtendremos dos mitades. Montamos la nata, ésta tiene que estar muy fría para que monte bien, yo hasta el bol lo meto en el congelador antes de montar la nata. Si queréis una nata más dulce, mientras que se monta podéis añadir azucar glass.
  Una vez montada la nata y con la ayuda de una manga pastelera rellenamos cada hojaldre, le ponemos su tapa y añadimos azúcar glass por encima. 
  Se conserva bien en el frigorífico bien tapado, y dura lo que la nata unos dos o tres días. El hojaldre tiene que salir crujiente, de estos no podéis comer sólo uno ya lo veréis.
Receta eaborada por: Mila.